Politica de Cookies

Arrasamos.com utiliza cookies propias y de terceros

para mejorar nuestros servicios así como mostrarle

publicidad relacionada con sus preferencias.

Si no cambia esta configuración Consideramos

que acepta su uso.


Translate

Próxima entrada "Especial La Riviera Maya

Próxima entrada "Especial La Riviera Maya

martes, 9 de diciembre de 2014

"Un refugio en pleno corazón de Madrid"

Amaneció fría y desapacible la mañana, el cielo gris, sepia.
Ya bien temprano el viento soplaba recio, bailaban los copos de nieve: enormes, como hacía mucho no caían en Madrid, un gran manto blanco lo cubrió todo.

Faltaban veinte minutos para recoger a mi pequeña. Camine dejando atrás la Avenida.
Ya se vislumbraba la verja de hierro que separaba el ruidoso tráfico de la calle Alcalá,  del sosiego y la quietud del bosque:

                       “La Quinta de los Molinos”.

Cogí aire, respiré profundamente y me deje embriagar por tan mágico momento.


¡Que paisaje tan lindo! Cómo había cambiado, parecía encontrarme en alguna de las pequeñas cumbres de la Sierra de Guadarrama.



No dude en retratarlo, aquel espectáculo de la naturaleza merecía ser inmortalizado.

Me sentí niña, mis dedos se deslizaron por la nieve, un cúmulo de sensaciones olvidadas llenaron de nuevo a mi ser.

No dude un instante y baje por el paseo de los almendros, mis pies se cubrieron de blanca espuma, ¡que frío! (No iba adecuadamente calzada).

Las ramas arqueadas de los arbustos a ambos lados del paseo, parecían querer librarse de tan fría y pesada carga.

Ya era tarde, hora de recogida. No pude evitar mirar atrás mientras era engullida de nuevo por la civilización.